Cómo vivir una vida tranquila, porque te mereces priorizar tu paz.

Cómo cultivar una vida tranquila prioriza tu paz y te la mereces.

Mientras que septiembre ve a muchos lamentando el fin del verano, la transición señala el comienzo de mi época favorita del año. El clima más frío y los días más oscuros nos invitan a quedarnos en interiores, convocando a una llamada espiritual hacia adentro. Cambiamos las horas felices por maratones nocturnos de BookTok y revolvemos lentamente sopas en la estufa como si hubiera poco más en nuestras listas de tareas. Porque vivir una vida tranquila significa valorar estas pequeñas y simples alegrías en medio de la agitación y la prisa de nuestros días.

Soy mejor cuando mi calendario está completamente abierto y tengo tiempo para dedicar a mis pasatiempos, cocinar comidas en casa y dormir lo suficiente. Desafortunadamente, con el bullicio y la actividad del verano, hasta hace poco, esto parecía imposible. Y francamente, me he sentido agotado. ¿La solución? Reorientarme para vivir una “vida tranquila”.

A continuación, nos sumergiremos en la tendencia de estilo de vida que está ayudando a las personas en TikTok y más allá a priorizar su paz. Y con las vacaciones que se acercan, nunca ha habido un momento más importante para hacer las cosas un poco más despacio.

Mujer tomando té.

¿Qué es una vida tranquila?

Con más de 180 millones de visitas en TikTok, el término ha inspirado videos de creadores en entornos pastorales, veladas con velas en casa y tiempo pasado a solas. Como gran parte de lo que se vuelve popular en la plataforma, es aspiracional. Pero también hay una cualidad de simplicidad que se siente accesible.

Es irónico que gran parte de lo que significa vivir una vida tranquila dependa de nuestra capacidad para desconectarnos. Aunque el estilo de vida ha ganado popularidad en las redes sociales, también promueve alejarnos de nuestros dispositivos. Es otra prueba de que no todo necesita ser documentado y de que hay verdad en lo que ahora es un cliché: una vida tranquila es más significativa que la cantidad de seguidores que tengas.

Si has descubierto la tendencia #quietlife, es probable que también estés familiarizado con el estilo de vida suave y lento. Los conceptos son en gran medida los mismos: popularizados por la comunidad de creadores nigerianos, el estilo de vida suave prioriza el autocuidado y el placer, buscando minimizar el estrés siempre que sea posible. Es un esfuerzo por separarnos de quienes somos en el trabajo: individuos con horarios excesivos y sobrecargados cuyas horas de 9 a 5 les pertenecen a otra persona.

¿Por qué es tendencia #quietlife?

Con el auge del abandono tranquilo y la Gran Renuncia entrando en la conciencia colectiva, la búsqueda de una vida tranquila es una extensión natural de cambios culturales más grandes. Y con muchos de nosotros recurriendo al pan casero y el tejido durante la pandemia, hay un esfuerzo por mantener estos ritmos y rituales lentos y humildes en nuestras vidas hoy en día.

8 formas de vivir una vida tranquila hoy

Afortunadamente, todo esto debería expresar que vivir una vida tranquila no requiere un cambio completo. (Ni significa que tienes que abandonar la ciudad y renovar una casa de campo, aunque eso sería lo ideal.) A continuación, descubre tu guía para todo lo relacionado con la vida tranquila, completa con ideas e inspiración para ayudarte a desacelerar un poco.

1. Dedica un espacio al descanso

Como respuesta a la cultura de la prisa, no debería sorprender que un principio clave de la vida tranquila sea hacer tiempo para descansar. Y créeme: sé lo difícil que puede ser esto. Pero durante las temporadas más ocupadas de mi vida, he aprendido que mi trabajo y mi yo personal prosperan cuando creo un espacio intencional para el descanso.

Es más que simplemente alejarse de la computadora durante cinco minutos. En nuestro mundo siempre activo, el descanso verdaderamente restaurador requiere un cambio de mentalidad. Sabemos que siempre habrá algo más por hacer, y el descanso no depende de una lista de tareas completamente terminada. En su lugar, sé proactivo al respecto. Dedica tiempo a caminar por la mañana sin tu teléfono y dedica un poco de tu descanso para leer. Al abrazar el descanso en cada momento del día y tejerlo constantemente en nuestras rutinas, podemos anticiparnos al agotamiento antes de que ocurra.

Algunas formas de cambiar tu relación con el descanso incluyen:

  • Abraza un calendario abierto.
  • Reserva tiempo para descansos cortos pero frecuentes.
  • Sé consciente y realista con tu lista de tareas.
  • Recuerda que no puedes dar de ti mismo si estás vacío. Lo que te hace feliz y realizado es tan importante como tus esfuerzos por ayudar a los demás.

2. Se intencional con tus rutinas

Todo el equipo de VoiceAngel sabe que nuestras rutinas diarias son las que nos mantienen centrados y nos permiten mostrar nuestra mejor versión. Establecer rutinas elimina la incertidumbre de nuestros días: sabemos lo que viene después y podemos alinear nuestra energía con las actividades que se sienten más naturales e intuitivas.

Para dejarlo claro, llevar una vida tranquila no significa que nunca uses las redes sociales o que tus horas de trabajo sean más cortas que las de los demás. Más bien, incorpora rutinas a tu día que mantengan el estrés al mínimo y te ayuden a gestionar tus obligaciones con elegancia.

Para obtener inspiración, aprovecha estos recursos sobre cómo diseñar tus propias rutinas de apoyo:

Mujer recolectando huevos.

3. Acepta la alegría de los pequeños rituales

Al igual que las rutinas, los rituales son actividades que se practican de forma repetida. La diferencia, sin embargo, radica en la calidad de atención que ponemos en estos pequeños momentos de nuestro día. Pueden durar unos minutos o incluso varios segundos, pero nos transmiten alegría, sabiduría y una sensación de calma que esperamos recibir.

Los rituales nos ayudan a vincular emociones con nuestras acciones, afianzándonos más en el momento presente a medida que se desarrolla.

Para mí, eso significa tomar nota de las hojas cambiantes en mi caminata matutina. Es la sensación de plenitud que viene al anotar mis gratitudes. Incluso lo experimento cuando enciendo las velas antes de sentarme a cenar con mi pareja. Los rituales nos ayudan a vincular emociones con nuestras acciones, afianzándonos más en el momento presente a medida que se desarrolla.

Para comenzar a practicar tus propios rituales, lee esta guía reflexiva sobre cómo incorporarlos en tu vida diaria. Al igual que muchos elementos de llevar una vida tranquila, es tan simple pero transformador.

4. Crea y protege tus límites

Como muestran las publicaciones que representan una vida tranquila en las redes sociales, gran parte de adoptar este estilo de vida consiste en dedicarte a ti mismo: atendiendo tus necesidades, priorizando tus deseos y persiguiendo tus pasiones. Por supuesto, solo podemos hacer esto cuando hemos establecido límites fuertes. Esto se aplica a las personas en tu vida, a tu trabajo, a los medios y contenido que consumes. Cuanta más energía gastas hacia afuera, menos capacidad tienes para dedicarte a ti mismo.

Aunque establecer límites es una habilidad importante que debemos practicar a lo largo del año, las fiestas en particular pueden provocar muchas intromisiones. Sé proactivo y comienza a comunicarte con tus amigos, familiares y colegas de manera clara sobre lo que necesitas para sentirte y presentarte como tu mejor versión. Esto puede incluir:

  • Mantenerse fuera de Slack después de las 6 p.m. y configurar un mensaje de fuera de la oficina para después del horario de trabajo.
  • Informar a su familia de antemano que su presupuesto solo le permite visitarlos en Acción de Gracias o Navidad.
  • Expresar a sus amigos que necesita un fin de semana para recargar energías, pero que no puede esperar para pasar tiempo juntos la próxima semana.

Si encuentras difícil establecer límites, abraza esta verdad: enseñan a los demás cómo tratarnos. Los límites son pautas que ayudan a las personas que nos rodean a entender lo que necesitamos.

5. Limpia el desorden

Vivir de manera tranquila no implica un rechazo total del capitalismo, pero sí implica un enfoque más consciente. Aquí, el dicho “espacio limpio, mente clara” es absolutamente cierto. Puede ser difícil (por no decir imposible) concentrarse en las tareas del día cuando estás rodeado de desorden visual. Date un fin de semana para reiniciarte. Organiza tu espacio siguiendo los principios de Marie Kondo si es necesario, deshaciéndote de la ropa, decoración, libros y muebles que no te traigan alegría. Después de eso viene la parte más importante: ser más intencional acerca de las cosas que introduces en tu hogar. Al ser más selectivo/a acerca de los objetos y herramientas organizativas que compro, he descubierto que no solo he ahorrado dinero, sino que también puedo apreciar lo que está frente a mí aquí y ahora.

Pero el desorden no se limita solo a lo físico. Considera también el desorden mental en tu limpieza. ¿Cuáles son las preocupaciones, miedos y ansiedades que giran en tu mente? A menudo, estos pensamientos se repiten y circulan una y otra vez sin encontrar solución. Aquí es donde puede ser útil llevar un diario. Tómate el tiempo de escribir libremente sobre lo que te preocupa. Sacar todo en el papel puede ser una forma efectiva de trabajar a través de tus desafíos y descubrir caminos hacia adelante que de otra manera no habrías visto.

6. Romantiza tu vida

Junto con la vida tranquila, desde hace mucho tiempo he amado la tendencia duradera de romantizar la vida. Esto ayuda a infundir incluso los elementos más mundanos de nuestros días con un poco de magia. Romantizar los pequeños y tranquilos momentos nos ayuda a ver la belleza de la vida y tomar nota de todo lo que hay que celebrar. Inspírate con estas 50 ideas para ayudarte a establecer una base sólida para esta práctica. No puedo esperar a que empieces.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *